Nos dedicamos a todo tipo de rotulación tradicional, en Mallorca para todo el mundo, hecha a mano, y en el estilo que el cliente exija, aunque nuestra especialidad navega en el mar de lo vintage y retro. Rafa Calzado concentra sus sentidos en mantener el pulso firme al trazar unas líneas, al repasar el borde de una letra… para satisfacer siempre al cliente mediante pinstripping, fileteado porteño, cartelería, lettering, rótulos de comercios, ventanales, rotulación de vehículos, de prendas de vestir… y sobre casi todo tipo de materiales. La elección de la pintura hecha a mano frente a lo digital, radica en lo que es meramente humano, como lo es cometer un error. De los errores aprendemos, y eso es lo que nos hace esforzarnos en nuestro trabajo para que todo fluya normalmente, como antaño hacían los maestros de la rotulación (hoy) tradicional. Una bonita cartelería puede ser la diferencia entre un negocio y otro, reflejar el esfuerzo y el trabajo hecho a mano es ideal para cambiar esas sensaciones frías de lo hecho por máquinas. Un buen plato casero y tradicional, siempre sabrá mejor que uno enlatado y artificial, ninguna máquina puede plasmar eso. Esa esencia, es la que Rafa Calzado Rotulación Tradicional imprime en sus trabajos, sean de estética vintage, retro, futurista o actual.

Gracias a los trabajos que aún se pueden ver por nuestras ciudades, en nuestro caso la isla de Mallorca, Rafa Calzado fomenta lo humano, el retorno a formas artesanales frente a la deshumanización que la era digital trae consigo, ya desde que nacemos, venimos con un ordenador detrás . Existe un cierto tipo de magnetismo en un cartel hecho a mano, en el detalle de una letra pintada, en el efecto vintage o retro que se añade con capas de barnices, en el brillo de un pan de oro utilizado en un cristal… que jamás encontrarán en lo que una máquina imprima.